La notable diversidad lingüística en México ha sido considerada desde el inicio de la vida independiente del país como un obstáculo para la unidad política y para el desarrollo económico. Si bien este punto de vista sigue teniendo muchos adeptos, no es ésta la posición oficial del Estado mexicano que ha transitado en los últimos años de una política de asimilación lingüística y cultural a otra de reconocimiento a nivel constitucional de la pluralidad cultural de la nación.

En el presente ensayo se ofrece una discusión general acerca del multilingüismo en México, tomando en consideración algunos fenómenos sociolingüísticos tales como: número de hablantes indígenas, grado y modalidades del bilingüismo entre ellos, los usos y funcionalidad de sus lenguas y el papel de la conciencia étnico-cultural en el mantenimiento de las mismas.